Archivo

Posts Tagged ‘Mikhail Prokhorov’

El triunfo de los blogs o de las boutades

No es este un blog deportivo, pero que la forma del asunto sea deportiva no implica que su trascendencia sobrepase a lo cultural en general, y al mundo blogger en concreto. Pequeña, aburrida y necesaria introducción al asunto: los New Jersey Nets son el peor equipo de la NBA. Esta temporada sólo han ganado 12 partidos de los 82 disputados. Ahí están los números. Más allá de lo deportivo, el equipo estaba sumido en una depresión en New Jersey, por lo que la franquicia se trasladará a Brooklyn para la temporada 2011-2012. En medio de ese cambio, aparece un oligarca ruso, Mikhail Prokhorov –una de las mayores fortunas del país; dueño del CSKA Moscú, uno de los dominadores del continente europeo en la última década–, y pone su fortuna a disposición de la franquicia. Se hace con un paquete accionarial mayoritario y la mitad del nuevo pabellón de Brooklyn, en una estrategia que bien podría escribirse como otro de los fines de la Guerra Fría (como tantos ha habido más allá de la caída del muro).

El meollo de esta entrada llega cuando Prokhorov desembarca en los Yuesei y presenta su proyecto. Como es lógico, todos los grandes medios estadounidenses morían por entrevistarle. Sólo dos pasaron el durísimo filtro: la popular emisora deportiva de New York WFAN y un blogger. Un jodido blogger pasando por delante de Sports Illustrated, SLAM y The New York Times. La trama la explica en detalle el New York Observer.

Mikhail Prokhorov atiende a Vinnie Rotondaro (Foto Matt Rodigheri - The Brooklyn Ink)

La historia es tremenda. Aventurarse a creer que supone la victoria definitiva de los blogs, menos. Tal vez alguna otra historia sí, pero esta… Que un millonario opte por saltarse las normas y darle una pequeña colleja a la prensa tradicional no es un triple de los nuevos medios on line. Es una resta al tradicional. El blog no es tan nuevo, no es tan rompedor, sigue siendo la columna personalista de alguna firma reconocida, el diario de aventuras de algún escritor aficionado, el desahogo (no tan) juvenil o la puerta de acceso. Como la de Vinnie Rotondaro con su entrevista a Prokhorov, que le ha valido un puesto de trabajo en el New York Daily News. Pero no son autosuficientes, no tienen vida propia a expensas del tiempo y la voluntad de sus autores. Y hasta ese triunfo, todo el resto serán caramelos para buscar la sonrisa cómplice, nada estructural.

No soy tan creyente (creo que ya se había notado…), aunque tampoco conecto con los agoreros que pronostican la muerte cercana. Me encanta leer algunos, les presto más atención que a muchos medios. Pero aquí, en esta historia, tal vez la excentricidad no me deje ver el triunfo del blog. Ojalá así sea. Ahora mismo, únicamente puedo creer que Rotondaros sólo hay uno.